Alguien camina sobre tu tumba

Crónicas viajeras de Mariana Enriquez, sobre sus visitas a cementerios en varios países

No importa a dónde viaje, Mariana Enríquez visita el cementerio. Cada ciudad, una necrópolis. Con los años se ha convertido en catadora de cementerios: pasea, guiada por la curiosidad y la intuición, hasta extraviarse entre nichos y lápidas, observando la vida que se agita silenciosa entre los difuntos. En las crónicas de este libro, ni fúnebre ni solemne, esta flâneur gótica comparte su mirada y su memoria de los cementerios de Lima, Génova, Frankfurt, Guadalajara, París y otros. Y por supuesto los que quiere catar antes de morir.
 

 

“Buenas tardes a las cosas de aquí abajo. Buenas tardes a las horas libres por delante, al dolor de rodillas, a la taza de café. Buenas tardes a las cosas que se pierden y a las que se rompen pero también a las que perduran.Buenas tardes a los oficios inútiles, a lo milagroso que es poder mover las manos todavía. Buenas tardes a las historias que se renuevan y multiplican y bifurcan y que nos revelan, a veces, las posibilidades de lo humano. Buenas tardes a la primera palabra que trae consigo otra y, luego, una más.”

 

– Premio Aura Estrada 2015
– Finalista del Cuento Gabriel García Márquez 2017
– Parte de Bogotá39-2017
“La escritura de Colanzi es brillante, intuitiva pero a la vez precisa, nada gratuita. Sensorial y enigmática. En ella hay constantes presagios, el aroma de un destino maldito. Las palabras encierran un sentido invisible, no han de usarse nunca con improvisación ni inconsciencia… Su madurez y su talento son envidiables. El tiempo confirmará lo que para mí es hoy una seguridad sin rendijas”.

Sara Mesa