el hombre que amaba a amy winehouse

sinopsis

Poeta. Niño serio. Adolescente eterno. Reo por tres meses. Hippie jubilado por la calvicie. Policía judicial. Etnógrafo de cantinas. Obrero migrante. Ciclista kamikaze. Casero de la melancolía. Cosechador de tempestades. Hincha de Vodka junior. Bromista de lo terrible. Cierto tipo de solitario. De máscara sincera. Amigo del abismo. Fanático de la libertad. Violador de intimidades. Donador de riñones. Alzheimer de la lengua. Con la sonrisa en el bolsillo. Guía del cementerio. Viudo de Amy Winehouse. Ladrón de citas y rosas. Poeta. Jubiloso ante el fin. El otro, el mismo, el propio. Con ustedes, Julio Barriga.

índice

^

El otro señor Barriga (por Fernando Barrientos)

^

Prólogo con Tanqueray y altura

^

En el principio y antes

^

Memoria patamarilla

^

Hace tanto y aquí cerca

^

Pabellón infantil

^

Viceversa

^

Mistela y pajarillas

^

Mi perro dinamita

^

El descarrilamiento

^

De fusilamientos

^

De paso

^

El resplandor

^

La mano del muerto

^

Fiebre

^

Sobrenatural

^

La cámara de Gas

^

La Sapía

^

El Averno

^

El Putunku

^

Cuento homenaje con hueco en forma del Piscazo

^

Periféricos del centro

^

Los ajedrecistas del alcohol

^

Fiesta solitaria

^

Mucho rocanrol con la misma camisa

^

Vida/obra

^

Astra vs. San Pauli

^

Días de ajenjo y poesía en Sucre

^

Misión imposible en Samaipata

^

Crónica del tiempo desencontrado

^

La gira sin fin y el largo weekend de la anarquía

^

Deportes y estupidez

^

Ridiculum vitae

^

La Bolita

^

¿Élite ignara o chusma ilustrada?

^

Billetes sellados para rescatar el tiempo

^

¡Basura! o Apuntes para una arqueología del mañana

^

Amor de lejos, amor de pendejos

^

Cosas regaladas

^

Encuentros con la muerte o Todos mis muertos

^

Amigos y abismos

^

Texto de amor para Amy Winehouse (además todas mis cantantes)

^

El hombre que amaba a Amy Winehouse ( o Me and Missis Winehouse)

Texto de amor para Amy Winehouse (además todas mis cantantes)

Amy nos salva, nos redime destruyéndose a sí misma. Hay algo de morbosa fascinación en ese hermosísimo ser faunesco, bastante fairy que se sacrifica a nuestra vista (y oído) para nuestro deleite, y la elevación de nuestra alma, corazón, zonas vagamente imaginadas bajo esos nombres cantando con los fuelles en el útero. Ella es la más macha de las mujeres, deidad egipcia, la diosa Cocodrilo del Nilo que se devora a todos, y juega fútbol, hace campaneadas con mi corazón.

Necesitamos aferrarnos a un amor desesperado para nutrir nuestra propia desesperación. Intuyo en ella la soledad de las cantantes, como la soledad del corredor de fondo, siempre en feroz competencia consigo misma. La enorme presión de su singularidad, de su unicidad. También intuyo en esta flaquita divina y autodestructiva, una gigante y poderosa transnacional anónima.

Gime, gruñe, suspira, solloza, jadea, se enfurruña, calla… y todo es canto. A la final me parece que canta como si no estuviera cantando. O como dice Hölderlin de Orfeo: Ella ya no está y en su lugar creció un árbol de canto.

Que haya siempre una mujer cantando en el horizonte mientras nos dirigimos a la muerte. Que esa mujer sea Amy.

partes

páginas

ISBN:978-99974-920-5-0

Julio barriga

( San Lucas, Chuquisaca 1956 )

Ha publicado El fuego está cortado (1992, reeditado en 2013 con la adenda Luciérnaga sangrante), Aforismos desaforados I (1994), Aforismos desaforados II (2002), Versos perversos (2004), Cuaderno de sombra (2008) y el volumen de prosas biográficas El hombre que amaba a Amy Winehouse. Vive en Tarija.

 

CATÁLOGO 

COLECCIÓN ENSAYO

NOvedad

TRES CITAS IMPUNTUALES: TIEMPO, POESÍA Y FALTA

RECIBE NOTICIAS CUERVAS