la banda de los corazones sucios

sinopsis

Sucios. Corazones sucios. ¿Cuántos villanos caben en un mismo volumen? En este compendio de cuentos, catorce narradores de iberoamérica apuestan con dramatismo y humor negro por los ¨malos de la película¨: los asesinos, los bribones, los todopoderosos. un volumen de maldad y malas compañías. Una Banda de Corazones Sucios que eleva, con su dudoso proceder, a todo aquel que se siente también un poco sucio.

índice

^

Mala compañía (Prólogo)

^

Un anexo al Génesis | JON BILBAO

^

Pavura | ANTONIO ORTUÑO

^

Pablito clavó un clavito: una evocación del Petiso orejudo | MARIANA ENRIQUEZ

^

Impar | VICENTE LUIS MORA

^

Acerca del alma | ALBERTO CHIMAL

^

Help Needed | MARIAN WOMACK

^

Hermanos malditos | WILMER URRELO

^

Los ojos de Sarah | SERGI BELLVER

^

Manhattan Pulp | MATÍAS CANDEIRA

^

Ciencias virales | JUAN TERRANOVA

^

El color exacto de la mandarina | JAVIER PAYERAS

^

Correcto Doctor Gault | LEONARDO CABRERA

^

Morirse un rato | JUAN CARLOS MÁRQUEZ

^

El Limpiador | ROCÍO SILVA SANTISTEBAN

^

Sobre esta Banda de Corazones Sucios

Un anexo al Génesis

JON BILBAO

El séptimo día, cuando todos creían que descansaba, hizo repaso de Sus errores. Su mirada se desplazó a Occidente. Allí había creado una isla en el centro de la inmensidad marina. A esa porción de tierra la rodeaba un anillo de agua no poco generoso y a éste, a su vez, lo rodeaba un nuevo anillo, tan lejano que desde las orillas de la isla sólo era visible como un fino trazo oscuro que recorría el horizonte. Formaban este segundo anillo paredes verticales de roca que ascendían hasta las primeras nubes; roca nueva, desconocedora de fósiles y erosión, resbaladiza y sin asidero alguno, imposible de escalar para los moradores de la isla. En el anillo acuático había permitido Él vivir a los errores cometidos durante la creación de las criaturas marinas, y en la isla, a los cometidos durante la creación de las terrestres, así como durante la creación del primer hombre y de la primera mujer. Eran estas últimas criaturas las que provocaban Su mayor fascinación, pues habían surgido en el proceso de fabricar seres a Su imagen y semejanza. Las criaturas se alimentaban de lo que encontraban en la isla, formada ésta por ciclópeos bloques de roca negra entre los que brotaban unos escasos árboles de tronco retorcido y fruto amargo. Su alimento principal lo constituían los seres destinados a poblar los cielos pero que Él no había considerado aptos y por tanto condenado a morar en la isla, para lo que les había atrofiado las alas. Y las criaturas se alimentaban también de sus semejantes; de los más lentos y débiles, de los que carecían de piernas y se desplazaban arrastrando el vientre sobre la áspera roca, de los que tenían ojos inútiles, de los que en lugar de brazos poseían extremidades semejantes a aletas, de los débiles de mente, de los desdentados, de los ingenuos. Mucho antes de que lejos de allí, en Oriente, naciera un hijo del primer hombre y de la primera mujer, y después otro hijo, y que estos dos descendientes fueran protagonistas del llamado primer crimen, en la isla eran hechos cotidianos el asesinato, la mutilación en vida y el canibalismo.

Cuentos

páginas

ISBN:978-99954-749-3-5

salvador luis raggio miranda

Salvador Luis Raggio Miranda (Perú, 1978) Editor y narrador. Cursó estudios de dirección de cine y de literatura en Estados Unidos y España. Máster en literatura hispanoamericana por la Universidad de Miami. Ha publicado ensayos académicos en distintas revistas especializadas, así como novelettes y colecciones de relatos. Como antólogo, ha preparado numerosas compilaciones de cuento iberoamericano para editoriales de América Latina y España. Actualmente se desempeña como catedrático de cine y literatura en los Estados Unidos, y es también editor de la revista de narrativa insólita Cósmica calavera.

CATÁLOGO 

COLECCIÓN ENSAYO

DESCARGA GRATIS

TRES CITAS IMPUNTUALES: TIEMPO, POESÍA Y FALTA

RECIBE NOTICIAS CUERVAS