para comerte mejor 

sinopsis

Para comerte mejor de Giovanna Rivero avanza desde el fondo como un zumbido lento pero desmesurado. El lector no tiene opción y debe ir a las profundidades. Hay que bajar donde nadie más se atreve, dice un personaje, esa es la obsesión de sus cuentos. Que bajemos al canal, al pabellón, que crucemos el monte y veamos esos cuerpos envenenados, inyectados y medicados, esas materias crudas con hambre, esas niñas preñadas, esos suicidas, esos esqueletos amorosos. Acá los personajes mueren, están a punto de morir o pertenecen a otro mundo. Pero por suerte el efecto de su escritura es doble y esos cuerpos sacrificados no dejan de ser sexuales, tentadores y fantásticos, porque son libres, de ahí que esa radicalidad sea también política. La imagen de su escritura finalmente me la da ella misma; “con lo cual no podría decirse que ha florecido una canción, una mínima melodía, sino más bien una vibración oscura, total, que rebota en los riñones y que da ganas de llorar”. Ariana Harwicz

índice

^

De tu misma especie

^

Kè Fènwa

^

La piedra y la flauta

^

Los dos nombres de Saulo

^

Humo

^

Yucu

^

Pasó como un espíritu

^

Regreso

^

El hombre de la pierna

^

En el bosque

^

Adentro

^

Albúmina

De tu misma especie

Te quedás de piedra cuando me ves parada en el umbral. Un charco de agua se va formando bajo mis pies y es eso lo que te hace decir, medio zombi, pasá, pasá. Me alcanzas una toalla para que me exprima el pelo, pero no me ofreces nada, ni una taza de café que tanta falta me hace, no te das cuenta de que estoy muerta de frío? Si he venido hasta tu departamento, a esta hora, con esta lluvia, es por consejo de la psicóloga de la escuela. Dice que tengo que romper el vínculo, el vínculo con vos, podés creerlo? Cuando en realidad hace un montón de años que lo que podíamos considerar una amistad de acero se volvió un río delgadito que terminó por soltarse. Aunque la psicóloga de la escuela dice que acá no se ha soltado nada, que de eso se trata justamente. Claro que ella es experta en el espíritu y la personalidad de los niños, y no de gente adulta. Los ni.os desarrollan apegos que ni te imaginás.

Para mí, sin embargo, las aguas se partieron el día del entierro. De tu entierro. Y he venido, como te digo, a recapitular en la medida de lo posible la secuencia de los hechos. No hay ningún reproche, ¿qué podría reprocharte, por Dios? ¿Qué resucitaste? Tu resurrección fue una felicidad y un alivio para todos, sobre todo para mí que, después del tremendo susto al ver cómo te incorporabas desorientado del que ya no ser.a tu .ltimo lecho, mientras a mí se me escapaba el alma con una fuerza centr.fuga brutal, fui recuperando de a poco una paz l.nguida, extenuada de tantas emociones.

cuentos

páginas

ISBN:978-99974-870-8-7

Giovanna Rivero

(Bolivia)

Ha publicado los libros de cuentos Contraluna (La Mancha 2005), Sangre Dulce (La Mancha 2006), Tukzon (2008) y Niñas y detectives (Bartleby 2009) y Para comerte mejor (Sudaquia 2015), y la novela 98 segundos sin sombra (Caballo de Troya 2014; Random House Argentina 2016; El Cuervo 2016), entre otros. Sus cuentos han sido incluidos en numerosas antologías en diversos idiomas.

Obtuvo el Premio Nacional de Literatura de Santa Cruz en 1996 con el volumen de cuentos Las Bestias y el Premio Nacional de Cuento Franz Tamayo el año 2005 con “Dueños de la arena”.

Participó del Iowa Writing Program en 2004. En 2011 fue seleccionada por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara como uno de “Los 25 Secretos Literarios Mejor Guardados de América Latina”. Obtuvo un doctorado en literatura latinoamericana en University of Florida, en 2015. Con su cuento “Albúmina” obtuvo el prestigioso Premio Internacional de Cuento Cosecha Eñe 2015. Hace años vive en el Sur Profundo de Estados Unidos, respirando la energía telúrica del gótico sureño.

CATÁLOGO 

COLECCIÓN ENSAYO

DESCARGA GRATIS

TRES CITAS IMPUNTUALES: TIEMPO, POESÍA Y FALTA

RECIBE NOTICIAS CUERVAS